Discapacidad

Nos ha dejado “Mi motor”, Daniel Jimenez Echeberria.

De camino a la bolera en Año nuevo

Nos ha dejado “Mi Motor”, Daniel Jimenez Echeberría.

Ayer por la mañana, día 7 de Noviembre del 2015, al ir a despertarlo, ya no estaba.

Al enterarme, sentimientos encontrados agolparon mi cabeza.

Finalmente, al verle descansar en paz, todos se disiparon.

Se merecía descansar.dani charanga

Y lo ha hecho con todos sus amores a su alrededor.

Todas sus familias estaban allí.

Dani tenia la gran suerte de tener tres.

Su familia biológica, la Fundación Tutelar de Navarra y la de Marimar, voluntaria de la Fundación.
Allí estaban todos, sujetándole y abrazándole  como lo habian hecho todosalejandro y dani
estos años. No hay palabras para describir el amor que se respiraba.

Y es que a pesar de su deterioro, se encontraba mucho mejor de ánimo.
Sus ganas de morir parecían haberse transformado en ilusión y en aceptación.

En una de nuestras muchas conversaciones sobre nuestros sueños le prometí una vez conseguir una vida mejor para los jóvenes con necesidades de apoyo.

Soñaba con una vida normal, con poder entrar y salir con libertad.

Soñaba con que nadie le tratase como a un discapacitado sino como a una persona que simplemente no se podia mover.

Soñaba con no tener que estar rodeado de gente que le recordase lo mal que estaba.

Soñaba….y yo con él.

Él no podrá disfrutar de lo que algún día conseguiremos entre todos.

La inclusión, la  integración, llegará y, el motor que la encendió en mi,  no se apagará.

dani bolos

 

GRACIAS DANI.

GRACIAS MARIMAR.

GRACIAS FUTUNA.

Descansa en Paz.

Con todo mi cariño y agradecimiento,

Beatriz Sainz de Baranda

Categorías:Discapacidad

2 replies »

  1. La vida pasa fugazmente. Que diferencia hay entre morir a los 20 o a los 90, comparados con la eternidad en el cielo, libres de todo sufrimiento, gozando del amor infinito que ´Dios nos tiene. La enfermedad, el dolor, son un misterio que tiene que ver con la Redención, la cual sigue realizándose en la vida de cada uno hasta el final de los tiempos.

  2. No puede haber vida más plena que la por él vivida ni canción más bonita que la que tú le cantas, lo siento mucho, descanse en Paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s